Su estilo propio

Realizado un análisis de su estilo mediante el visionado de sus películas más importantes, se pude hablar de la huella que deja en cada uno de los filmes que realiza. Y es que cada película es diferente, pero su mano se nota. En este blog voy a comentar sus características en seis de sus películas, a saber Dos hombres y un destino, Buscando a Bobby Fischer, Un asunto de amor, American Beauty, Camino a la perdición y Acción civil. Cada una de ellas es muy diferente a la anterior, pues tenemos western, romanticismo, drama, gánsters…

Sin embargo, comentaré aquí sus características principales, en las que posteriormente ahondaré en cada título.

  • Planos: Ni muy lejos ni muy cerca. Parece que Hall es una persona que aporta mucho contraste, hablando de lenguaje audiovisual claro está. Es capaz de deleitarnos con el más minucioso plano detalle, o el más emocional primer plano, y, al segundo siguiente, mostrarnos un gran plano general de impresionante belleza (y amplitud). Pocas veces llega a un término medio, o no es relevante. Muestra interés por planos abiertos y primeros planos.
  • Iluminación: Ha quedado claro su gusto por dejarnos a oscuras en un halo de intriga, o , al menos, con menos luz de la normal. Los personajes surgen entre claroscuros, en muchos casos llegando incluso a ser molesto para el espectador. Sin embargo, no todo es oscuridad, pues como ya dije anteriormente, es un hombre de contrastes, y nos sorprende con escenas muy luminosas para contrarrestar.
  • Color: La vida en gris. En muchas de sus películas parece que está nublado. O, en su defecto, el marrón es el otro color de Hall, dependiendo del momento y del filme. Abusa de los colores fríos, dejando los calientes para momentos puntuales (¡Contraste!). Es un punto de vista subjetivo, una forma de mostrar cómo es la vida de los personajes en forma de color.
  • Tono y estética: El universo que recrea Hall en sus películas en monócromo, resaltando estados anímicos negativos de los personajes y contrastándolos con colores muy claros o intensos. Esto influye bastante en el modo del espectador de percibir la historia, pues se adentra un poco más en los sentimientos implícitos de los protagonistas. Esto se ejemplificará más adelante. Es cierto que en cada historia los casos son diferentes, pero la sensación del espectador es parecida gracias a ese tono común que tienen todos los filmes, como si faltasen los colores.
Anuncios